Envío gratuito a partir de 49,90€ / Entrega en 24h

Juegos divertidos para la clase de música

Dicen que la música "amansa a las fieras", y si eres profesor de primaria o infantil, seguro que de eso sabes un rato. En tu caso, seguramente estés buscando formas de amenizar tu clase de música con los niños para que puedan disfrutarla al máximo.

Los juegos son sin duda una forma de enseñar la música a los más pequeños, que por cierto es una asignatura con un montón de beneficios para la mente y que van a disfrutar muchísimo.

En este artículo queríamos sugerirte algunos de esos juegos para que puedas hacer más divertida la clase de música. Se trata, como te puedes imaginar, de instrumentos musicales para niños con los que puedes hacer actividades en clase con las que se lo pasarán bomba.

Juegos para la clase de música: los imprescindibles

juegos para la clase de música

La música ayuda a los niños en un montón de áreas:

  • Mejorar su atención
  • Aumentar su memoria y capacidad de concentración
  • Estar más tranquilos

Incluso es buena para el razonamiento deductivo, porque en el fondo, detrás de la música hay muchas matemáticas. Pero también se pueden desarrollar otras inteligencias, como por ejemplo la expresión corporal a través del baile y la danza.

Para que puedas transmitir todos estos beneficios a los niños, es necesario que tus clases sean divertidas y que consigan captar su atención. Te mostramos algunas actividades a las que puedes jugar.

1. Hacer un poco de percusión

Hacer percusión no es simplemente pegar golpes, es marcar un ritmo. Y tampoco hace falta ser adulto para aprender a hacerlo, ni siquiera saber un tocar un instrumento muy difícil.

Hay muchos instrumentos de percusión que te pueden valer. Uno que no hace mucho ruido y que no va a molestar a nadie son las campanillas de colores.

El juego consiste en que cada niño tenga una campanilla diferente. Cada campanilla hace un sonido de una nota distinta. Por eso, para tocar una canción basta con que cada niño sepa cuándo tiene que agitar la campanilla y durante cuánto tiempo. Pon a los niños por grupos, elegid algunas canciones y hacer una mini actuación. ¡Será la mar de divertido!

2. Haz un pequeño conjunto

Aquí de lo que se trataría es de combinar varios instrumentos. Por ejemplo, uno de percusión, otro de cuerda y otro de viento. Por ejemplo:

Al principio seguro que no va a sonar muy conjuntado, porque los niños aún están aprendiendo. De lo que se trata es de que se vayan familiarizando con los instrumentos y que intenten tocar alguna canción, o improvisar algo.

3. Prepara un coro infantil y un villancico

Ahora que se van acercando las Navidades, qué mejor momento para cantar algunos villancicos populares. El profesor de música puede tener por ejemplo una pandereta para marcar el ritmo, o dejarles incluso un par de panderetas a los niños que mejor lo hagan, mientras que el resto canta.

Lo mejor en este caso es que sean niños más mayores, de los últimos cursos de primaria. En esta línea, tienes que tener claro que como profe de música de primaria tendrás que hacer un poco de director de orquesta.

Lo normal es que en la clase de música los niños estén un poco revolucionados, que vaya cada uno a su bola y que más de una vez tengas que poner orden. Sin embargo, si consigues que lo hagan bien y se lo tomen en serio, van a disfrutar mucho porque no hace falta ser adulto para hacer música.

4. Dales una clase de piano fácil

Los nenes pequeños no tienen por qué esperar a tener un teclado o un piano de cola grande para poder aprender. Hay muchos pianos de juguete o pianos para niños que tienen lo justo para que puedan aprender lo que ellos necesitan.

A esta edad, lo más importante es que los niños se vayan acostumbrando a identificar las notas. Que ellos sepan también asociar cada nota con el "do", "re", "mi", "fa", "sol", "la", "si" y "do" y que puedan incluso tocar alguna cancioncita fácil. Para eso tendrán que ver cómo la tocas tú primero, y tendrás que ir despacio y con paciencia para que ellos también puedan hacerlo.

5. Adivina qué canción, instrumento o nota

Otro juego que podéis hacer en la clase de música es tratar de adivinar qué canción, instrumento o nota es. Por ejemplo, para la canción, puedes tocarles la melodía con un piano de juguete (toca alguna canción infantil que ellos puedan conocer).

Para el instrumento, puedes llevar varios instrumentos a clase y tocar cada uno. A los niños, les resultará mucho más fácil recordarlos por el sonido que si simplemente se los dibujas en la pizarra.

Luego, para las notas puedes utilizar un piano infantil, que es lo más sencillo para que puedan aprenderlas.

Y ya está, así podrás hacer que tus clases de música con niños de infantil y primaria sean mucho más entretenidas. Los niños se lo pasarán genial e ¡incluso puede que empieces a descubrir algunos talentos!

Si quieres encontrar otros juegos para la clase de música, puedes echar un vistazo a nuestra sección de juguetes musicales.

Deja un comentario