Envío gratuito a partir de 49,90€ / Entrega en 24h

¿Cómo jugar a los médicos de forma divertida y además aprender cosas?

La idea de jugar a los médicos puede resultar un poco desconcertante, ya que no es un tema agradable. Pero, como otros juegos simbólicos, es muy recomendable que los niños vivan, experimenten y reproduzcan situaciones propias del mundo de los médicos y los hospitales.

Se puede jugar a los médicos en muchos sitios, principalmente en casa, pero también en el cole. Y tiene un montón de aplicaciones prácticas como, por ejemplo, emplear el juego de los médicos como método para enseñar inglés a los niños, tal como señalan en este blog.

En este post queremos hacerte algunas sugerencias para jugar a los médicos en el colegio. Puede ser una idea que puedes poner en práctica para enseñar algo de manera creativa.

¿Qué cosas se pueden aprender jugando a los médicos?

Nos ha gustado mucho la idea de jugar a los médicos en el colegio y creemos que puede ser muy entretenido para que los niños aprendan diferentes cosas:

  • Desarrollar su mente: cuando los niños imitan un rol o un papel que han visto, comprenden mejor el mundo que les rodea
  • Una forma de practicar un poco de teatro y expresarse de forma oral.
  • Una manera de aprender vocabulario nuevo.
  • Aprender vocabulario en inglés a través de un juego.
  • Practicar la empatía y la comprensión con las personas que padecen alguna enfermedad.
  • Aprender a seguir procedimientos y comportarse como buenos investigadores, analistas, científicos.
  • Perder un poco de miedo al mundo de los médicos y los hospitales, ya que en algún momento van a tener que conocerlo en la vida real.

Por ejemplo, si se va a hacer una campaña de vacunación en el cole, un ejercicio divertido para los niños más pequeños puede ser recrear la situación algunos días o semanas antes jugando a los médicos. De esa forma, podrán vivirlo como un juego y visualizar la situación antes de experimentarla.

Lo primero: los materiales que necesitas para jugar a los médicos

Para recrear situaciones simbólicas, es muy importante la imagen y el teatro. Que todo lo que haya en la escena nos ayude a creernos realmente médicos y pacientes.

Puedes empezar de la siguiente forma:

  • Crea una consulta del médico: sólo necesitas una mesa y un taburete para cada consulta. Se pueden usar los mismos pupitres de la clase. Puedes poner algunos objetos científicos encima de la mesa al lado para darle un poco más de realismo.
  • Ponte el disfraz adecuado: otro punto importante será que el niño que vaya a hacer de médico esté caracterizado. Podemos ponerle una bata blanca encima. Lo mismo para las que hagan de enfermeras, pueden llevar un disfraz de enfermera.

Juego simbólico

A continuación, deberás asegurarte de tener todos los materiales típicos para poder jugar a los médicos. En StoksDidactic vas a encontrar una gran variedad de sets de médicos muy divertidos y originales.

Para no tener que estar comprando todos los materiales por separado, lo mejor es tener un maletín de médico, desde vendajes y termómetro hasta un manguito para medir la presión arterial.

jugar a los médicos

¿Qué materiales para jugar a los médicos puedes encontrar en un maletín de estos?

  • Jeringuilla
  • Otoscopio
  • Estetoscopio
  • Martillo de reflejos
  • Portapapeles
  • Vendas
  • Tijeras
  • Pinzas
  • Termómetro

Y un montón de cosas más, con las que podrás ir practicando y jugando como si fuerais médicos de verdad.

¿Cómo jugar a los médicos en el colegio?

Para jugar a los médicos, hacen falta como mínimo dos personas. Aunque, cuantos más haya, mucho mejor. En el cole, si tenemos una clase de unas 25-30 personas, se puede organizar el juego por grupos de 5 o 10, donde se vayan rotando los papeles. Unas veces harás de médico, otras de enfermero, otras de paciente…

Lo importante será tratar de interpretar un rol. Si eres paciente, tienes que inventarte una enfermedad que tengas (me duele el estómago, estoy mal del corazón, tengo una herida en el brazo, etc.). Puede ser real o fingida, pero lo importante será que aprendan a desempeñar el “rol” que le corresponde. Tratar de expresarse de manera eficaz.

Los niños que hagan de pacientes irán pasando uno por uno por la consulta del médico que hemos montado. El que haga de médico estará sentado al otro lado de la mesa. Con los instrumentos del maletín de médico, tendrá que preguntarnos primero qué nos pasa y, a continuación, utilizar el instrumento adecuado para comprobarlo. Si tuviéramos una superficie en la que el alumno se pudiera tumbar (una colchoneta, varias sillas, etc.), sería lo ideal.

Finalmente, el médico examinará al paciente con la ayuda del enfermero y nos dará un diagnóstico, una receta, una cita para otro día o lo que sea, y pasará el siguiente alumno. El enfermero o enferma le ayudará en lo que necesite.

Será importante que el profe aproveche para ayudar a los niños en aquello que quiere enseñar: vocabulario, actitud, expresión y comportamiento en cada situación, etc.

Pueden producirse situaciones muy divertidas, donde los alumnos realmente lo pasen bien, lo que les ayudará a ver el mundo de los médicos con otros ojos, aunque también deberán tomárselo seriamente.

Deja un comentario